sábado, 13 de abril de 2013

El beso que te eleva o la insaciable búsqueda del placer.

MARC CHAGALL, Vitebsk, 1887 - Saint-Paul de Vence, 1985.

Sobrenatural e irrespetuoso, pasa por encima de todas las leyes de la naturaleza para expresar su particular visión de la vida, del mundo.

Influenciado por el  fauvismo, el surrealismo y el cubismo, nunca se rindió a ninguna de las vanguardias. Prefirió dar vida a un universo propio, una fantasiosa realidad que lo define.

Poco antes de la revolución rusa, con Bella -su amada esposa-  sobrevuela los tejados de su madre patria, haciendo del AMOR su temática principal.

Música, besos, abrazos, ramos de flores, vuelos y amor, mucho amor, en  "Cumpleaños", "El paseo", "Sobre la ciudad"...

Poesía, simbolismo, expresionismo, surrealismo, un toque naíf y un magistral uso del color, se aúnan en cada una de su obras.

La felicidad de volar o el vuelo de la felicidad.

Adoro esa figura masculina -el mismo Chagall- en imposible contorsión por acercarse a su amada, en pleno vuelo.



El Cumpleaños, 1915.
Marc Chagall
Oleo sobre tela, 81×98 cm.
Nueva York, Museum of Modern Art, Lillie P. Bliss Fund.


Y de nuevo un par de locos e intrépidos enamorados voladores.

Sobrevolando la ciudad, 1914-18
Óleo sobre lienzo.
141 x 198 cm
The State Tretyakov Gallery, Moscú.

Definitivamente, el amor dio alas a Chagall. 


El paseo 1917-18
Óleo sobre lienzo. 169,6 x 163,4 cm.
Museo Estatal Ruso, San Petersburgo.