viernes, 27 de diciembre de 2013

Love is a Losing Game

Sabía que, tarde o temprano, acabarías formando parte de este pseudo-diario.




For you I was a flame.
Love is a losing game.
Five story fire as you came.
Love is a losing game.

Why do I wish I never played.
Oh, what a mess we made.
And now the final frame.
Love is a losing game.

Played out by the band.
Love is a losing hand.
More than I could stand.
Love is a losing hand.

Self professed, profound.
Till the chips were down.
Know you're a gambling man.
Love is a losing hand.

Though I'm rather blind.
Love is a fate resigned.
Memories mar my mind.
Love is a fate resigned.

Over futile odds.
And laughed at by the gods.
And now the final frame.
Love is a losing game.

De la inmortal Amy Winehouse.

martes, 24 de diciembre de 2013

Lancostinos (gambones) al brandy

- Langostinos (gambones en este caso, porque hoy no había nada más grande en el super). 2kg.
- 2 cebollas.
- 5 ó 6 dientes de ajo.
- 300g de champiñones laminados. 
- 1/2l de nata.
- 1/4l de caldo de langostinos.
- Aceite de oliva.
- Sal y pimienta.
- Brandy.
- Amor a raudales y buena música de fondo;)

Tendremos que llorar un poco -una buena excusa si se tiene algún motivo-  picando la cebolla bien pequeñita. Junto con el ajo la pondremos a freír en una sartén  con un poco de aceite de oliva. Unos minutos después añadimos los champiñones.

Salpimentamos.

Cuando empiecen a verse dorados, agregamos  un poco de caldo que habremos hecho previamente con las carcasas y cabezas de los langostinos.

Una vez que el caldo haya reducido incorporamos el marisco pelado y  flameamos con Brandy (eso me encanta). Tras un par de minutillos añadimos la nata y removemos otro tanto.

Rociamos con perejil picado...

Et voilà!

Sencillamente delicioso;)

Acompáñese con un buen vino blanco de la tierra de Cádiz, con tinto, cava o lo que se tercie. Que para gustos... los colores;)

viernes, 20 de diciembre de 2013

QUE TE DIGAN QUE NO



Es un texto extraído de http://www.faktorialila.com/index.php/es/blog/82-faktoria-lila-web/blog/151-que-te-digan-que-no

Me gusta,  pero yo me lo llevaría a un plano más amplio y universal. A qué tanta diferencia entre sexos. Esto sirve para todos.

Siempre es mejor sacar provecho de una negativa;)


Dice así:

En el trabajo, en la calle, en un bar, un tío, una tía, tu familia, tu jefa, tu médica, tu pareja.
En una entrevista de trabajo, en un intento de seducción, en la calle, en la cama, en clase, en tu casa, en la suya.
Por una propuesta, por una oferta, por una pregunta, por una respuesta.
Pero que te digan que no.
Tenemos que abandonar el pánico al rechazo. Tenemos que dejar de esperar a que nos busquen, a que nos encuentren, a que nos entren, a que nos propongan, a que nos pregunten, a que nos llamen, a que nos seduzcan, a que nos contraten.

Tenemos que empezar a presentarnos a puestos para los que no tenemos claro si estamos cualificadas. Tenemos que empezar a pedir aumentos, ascensos, reconocimientos. Tenemos que empezar a creernos lo que valemos, lo que somos capaces de hacer, lo que somos capaces de aprender.

Y deberíamos empezar a buscar a quien deseamos, a proponer, a entrar, a seducir, a coquetear, a ofrecernos. Porque llevamos demasiado tiempo esperando a que nos llamen, a que nos elijan, a que nos seduzcan, a que se expongan a nuestro rechazo.

El rechazo no nos hace patéticas. Ni en el trabajo, ni en el amor, ni en la calle, ni en la mesa, ni en la cama.

El rechazo sólo demuestra que hemos sido capaces de atrevernos a arriesgar. Que nos hemos aventurado a un terreno que no es seguro. Que nos hemos valorado lo suficiente como para ser valientes. Que hemos dado el primer paso para conseguir algo: intentarlo.

Si alguien no te elige para un puesto, si alguien no te otorga determinado espacio, si alguien no te escoge para tenerte al lado, si alguien no accede a conocer tu cuarto... no pierdes nada, ganas un rechazo.

Y si nunca te han rechazado es que nunca te has arriesgado. Es que nunca te has levantado. Es que nunca te has sobrevalorado. Y eso significa que has sido demasiado cauta, que te queda mucho por aprender, que te has subestimado.

Así que, coge ahora mismo y arriésgate a un rechazo. Y vuelve a casa habiendo conseguido algo: lo que pretendías o haber aprendido a intentarlo.

martes, 17 de diciembre de 2013

dioses de la música / música de dioses

Una auténtica maravilla;)
Puede una enamorarse de una actuación musical?  Sí.



Y de otras muchas. Jajaja...



2CELLOS dos violonchelistas croatas, Luka Šulić y Stjepan Hauser, que más que música hacen magia;)





Rendida;)






lunes, 16 de diciembre de 2013

No!, que no me da la gana...




Te vi
y desde el primer momento
supe que eras para mi.

Te vi
y desde el primer momento
supe que eras para mi.

Aun recuerdo la chispa adecuada, 

el filling perfecto, 
la magia de aquel encuentro.

Aun escucho mi voz
cantando sin palabras, tu mirabas 
y suspiro con mas frecuencia
si te encuentras cerca.
El redoble de los besos 
aun resuenan en mi lengua. 

Que se pare el tiempo 
y mucho mejor si estas dentro, 
muy dentro de mi. 

Que se pare el tiempo 
y mucho mejor si estas dentro, 
muy dentro de mi. 

No! Que no me da la gana
cortarles a estas maripositas las alas. 
No me da la gana alejarte de mi.

Que ya estoy cansada de besos sin alma, 
de pieles descalzas, de noches sin calma, 
de "des-sincronías", contigo y sin ti. 
Y ahora que apareces, rompes los esquemas. 
Ahora que revuelves, si juegas te quemas. 
Ahora me toca enredarme de ti.
Que ahora yo quiero enredarme a ti.
Que ahora me enredo a ti. 

Aun leo en tus labios -Bonita, 
te haría el amor cada noche de mi vida. 
Aun perdura en la almohada
la esencia de las caricias.

Que se pare el tiempo 
y mucho mejor si estas dentro, 
muy dentro de mi. 

Que se pare el tiempo 
y mucho mejor si estas dentro, 
muy dentro de mi. 

No! Que no me da la gana
cortarles a estas maripositas las alas. 
No me da la gana alejarte de mi.

Que ya estoy cansada de besos sin alma, 
de pieles descalzas, de noches sin calma, 
de disincronías, contigo y sin ti. 
Y ahora que apareces, rompes los esquemas. 
Ahora que revuelves, si juegas te quemas. 
Ahora me toca enredarme de ti.
Que ahora yo quiero enredarme a ti.
Que ahora me enredo a ti. 

Te vi 

Te vi.

Rozalén

Saltan chispas;)

Un directo tremendo.



Saltan chispas, mis dedos contra el papel.
Lo confieso, no puedo disimular,
cuando parpadea el brillo en mis ojos
y si arquea las cejas que empapan con fuerza,

el sudor, que recorre sin perder,
ni un segundo, cada esquina de mi piel.

Lo confieso, no me aguanto en soledad,
necesito que me rocen los demás.

Duele dentro, me perdí y no me encuentro
en esta ciudad que me parece tan inmensa
y yo me siento tan pequeña.
Y me enfado, me enrabieto, me cabreo
pierdo cierta compostura.
Quiero todo siempre aquí y ahora
y no sé ni por donde empezar.
 

Que se vuele el miedo
que come por dentro todas las ilusiones que tengo. 

Que salgan arrugas en las comisuras de tanto reír,
que vuelvan a verme, buenas vibraciones
que repitan que todo ira bien.
Que me eches de menos,
que la vida me quiera bien.

Saltan chispas, demasiado que observar.
Lo confieso, no puedo disimular.
Quiero mantener la mirada que cruza
y pensar que puede haber detrás de los rostros
que se van sin parar a imaginar
de donde vienen los quejidos del penar.
Reconozco que ya ni me conozco.
Busco el fondo
indeciso, oscuro y hondo.
 

Duele dentro, tengo frío
y no caliento ni los dedos de mis pies
ni la lengua ni mis labios
ni las huellas de mis manos.
E insisto y resisto, no desisto. 

Quedan toallas prefijadas,
saco pecho y clavé los dientes. 

El sendero ya comenzó

Que se vuele el miedo
que come por dentro todas las ilusiones que tengo. 

Que salgan arrugas en las comisuras de tanto reír,
que vuelvan a verme, buenas vibraciones
que repitan que todo ira bien.
Que me eches de menos,
que la vida me quiera bien.

La la la ...
Ya me obligo yo a usar mis dedos
en los versos que te escribo
pa´ que ignore los teclados
que me acercan a tu voz.
 

Que se vuele el miedo
que come por dentro todas las ilusiones que tengo. 

Que salgan arrugas en las comisuras de tanto reír,
que vuelvan a verme, buenas vibraciones
que repitan que todo ira bien.
Que me eches de menos,
que la vida nos quiera bien.


Saltan chispas
 

Saltan chispas
Saltan chispas
Saltan chispas 

Rozalén

lunes, 9 de diciembre de 2013

jazz I

Jazz I
Acrílico sobre lienzo 80x60
diciembre 2013

De espaldas

Hay canciones que inspiran. 
Que se meten dentro y zarandean. 
Que dejan un vacío cuando salen.



Acrílico sobre lienzo 40x120
"...Ojalá que la aurora no de gritos que caigan en mi espalda.
Ojalá que el deseo se vaya tras de ti..."

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Mujercita olvidadiza, dónde fue que dejó ese corazón?

Navegando por la red se encuentran cosas realmente interesantes.

Esta artista mejicana, Erica Kuhn (de quien poco más sé) es la autora de unas originales libretas de dibujos que han llamado muchísimo mi atención.  Son unos diarios ilustrados -Fragmentos de una cotidianidad I  y II- con una impresionante carga poética tanto en las imágenes como en los textos.

Con un toque vintage, Erica nos muestra su imaginario plagado de corazones, cosidos y descosidos, pájaros, números, fórmulas y medidas; siempre en torno a personajes femeninos envueltos en un halo de melancolía. Un particular universo  que me resulta cercano y fascinante.

Es un gusto perderse entre sus páginas.
"Mujercita olvidadiza, dónde fue que dejó ese corazón?"


La "mujercita olvidadiza" es una de mis favoritas, pero son tantas y tan buenas cada una de las ilustraciones historiadas que conforman sus diarios, que resulta inevitable detenerse un momento a disfrutarlas, sorbo a sorbo.

Una muestra:
"No es lo mismo a los 30′s que después de los 40′s"


"Dibujo Pendiente"
"Distancia: soplo inexplicable que emigra de una soledad a otra"
"La equilibrista"
"Para no llorar por la eternidad le dije que tuviera cuidado con las palabras. Ahora yo me declaro inocente"
"La maga"
"De qué vive una mujer como vos todavía?"

"El amor es un número imaginario"
"El problema no son mis ojos sino su mirada"
"Extraigo de mi un sorbo nocturno, ahora qué hago con este dolor sobre la mano"
"Señorita K. 
Los une un pacto, un cordón umbilical en el que ella registra, con precisión de relojero, las cosas que sueña"...

"Te regalo mi ceguera pero ya no mis ojos"
"2011: dejar ir"

"Tal vez... alguna vez, alguna vez tal vez, me iré sin quedarme, me iré como quien se va".
Mucho más y tan bueno en:
http://obraerikakuhn.blogspot.com.es/

jueves, 28 de noviembre de 2013

El gran salto

De la ficción a la realidad, del querer al poder, del poder al ser. 
Ser lo que sea, lo que se quiera. 

No olvidemos que la ilusión es fugaz e impaciente. 

Las mejores historias están protagonizadas por personajes que se rebelan y se amotinan contra su creador, que  se niegan a seguir sus pautas, que reescriben su propia historia. Locos, impredecibles, expuestos, inciertos..., pero libres y valientes; los que enganchan.

JUSTIN ROWE, el Escultor De Libros



sábado, 23 de noviembre de 2013

las supermujeres...

Otra. Jaja...
De factoría Lila:



LAS SUPERMUJERES 

SON DE PALO

06 Febrero 2013


No existen. No hay. No lo es tu amiga, la que lo parece, ni la novia de tu colega, la que lo pretende.
Las mujeres trabajadoras, alegres, deportistas, divertidas, listas, independientes, buenas, guapas, delgadas, organizadas, sanas, cultas, equilibradas, multiorgásmicas, que se quieren a si mismas, no existen. Es imposible, no podría haberlas. El sistema no lo soportaría.
Porque esas mujeres serían tan poderosas, que no necesitarían superpoderes para hacer lo que les diera la gana. Y -siendo espabiladas e independientes, como serían- es poco probable que les diera por encontrar la felicidad en una vida multitarea hasta el extremo que combinara un trabajo precario, la responsabilidad del cuidado y del trabajo doméstico, la renuncia a los proyectos propios y la decepcionante búsqueda del amor romántico. Lo mandarían todo a la mierda y se irían a vivir todas juntas a una cálida isla, a leer y charlar y disfrutar de los placeres de la perfección. O dominarían el mundo.
Pero nuestra mitología ha creado y alimentado -de forma sana y equilibrada, por supuesto- a esas diosas benignas pero implacables, las mujeres perfectas, para que las persigamos como a la zanahoria o a la utopía, perdiendo siempre en nuestra carrera quimérica, pero aprovechando el señuelo para “avanzar”. Y ser cada día más buenas, estar cada día más buenas, cagar todos los días a la misma hora, corrernos en todos los polvos y hacer sólo las preguntas que tienen respuestas... Aunque nos dejemos la vida y la autoestima en el intento.
Y así está el mundo, lleno de mujeres que corren y corren. Al psiquiatra, a la farmacia, al metro, al curro, a la pescadería, a por los críos, a arrancarse las calorías, a llegar a tarde a algún sitio, a escapar de algo. A perseguir una tranquilidad que ya no nos da el yoga, ni el pilates, ni el lexatín, ni el vino, ni el insomnio, ni la lectura, ni el sexo, ni el sueño. La tranquilidad de dejar de querer la vida de otras, la paciencia de otras, la valentía de otras, el compromiso de otras, el pelo de otras, el cuerpo de otras, la suerte de otras. La tranquilidad de dejar de tener referentes inventados por otros.

y tú (de) quién eres?

De factoría lila:
Faktoria 
¿Y TÚ, (de) QUIÉN ERES?

frida.jpgEstamos acostumbradas a ser la novia de alguien, la madre de alguien, la hija de alguien, la amiga de alguien, la amante de alguien.
Aprendimos aquella canción de aquella pareja que tuvimos, a cocinar aquel plato de aquella cena que dedicamos, a hacer pasteles de aquel cumpleaños que organizamos, que no era el nuestro; aquella playa perdida de aquel viaje que compartimos, aquella práctica sexual en la cama de quien nos metimos.
Descubrimos nuestros gustos sexuales satisfaciendo o celebrando los de nuestra compañía de cama, nuestras apetencias culinarias compartiendo platos, nuestros gustos musicales acompañando a conciertos... y, así, nos pasamos la vida aprendiendo de otras personas lo que queremos. Y nos convertimos en una suma de deseos ajenos.
Este sistema que nos ha enseñado a disfrutar más ofreciendo placer que sintiéndolo, a sentirnos mejor cuidando que cuidándonos, a querernos por lo que nos quieran y no porque nos lo merecemos, a buscar en el espejo una imagen que guste al resto, nos ha convertido en satisfactoras, que se pasan la vida buscando una identidad que -al parecer- sólo nos pueden ofrecer los gustos ajenos.
Nos da miedo preguntarnos ¿quién soy? ¿qué quiero? No vaya a ser que a las personas que tenemos alrededor no les guste lo que somos, lo que queremos.
No podemos ser felices si no perseguimos nuestros anhelos, y no podemos encontrarlos si no los reconocemos.
Y para reconocerlos, tenemos que estar a solas con ellos. Y con nuestros sufrimientos, y con nuestros gustos y con nuestras penas, y con nuestras ganas y con nuestros deseos.
Nunca imaginaríamos una historia de amor sin intimidad, pero no estamos casi nunca a solas con nuestro propio deseo.
Estamos poco solas, disfrutamos poco solas y sufrimos poco solas. Porque nos entendemos mucho mejor como complementos. Hasta que un día, no nos reconocemos.
Hay una historia de amor que debería durarnos toda la vida: la del amor “nuestro”. Esa historia en la que lo importante no es que nos quieran, sino querernos. Y a esa historia, tenemos que dedicarle tiempo. O vendrán otros, y nos dirán lo que queremos.

http://www.faktorialila.com/index.php/es/blog/82-faktoria-lila-web/blog/142-y-tu-de-quien-eres

martes, 19 de noviembre de 2013

sábado, 16 de noviembre de 2013

devino

Rojo violáceo, limpio e intenso, frutas rojas y especias, taninos suaves, fresco, joven, de baja graduación alcohólica. Un chileno rico y agradable para acompañar casi cualquier cosa (hasta una primera tormenta otoñal). GatoNegro, Cabernet Sauvignon 2012. Viña San Pedro.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Vida no hay mucha

Un poco de movimiento;)



Dices que al final
queda lo que no podemos alcanzar
y una ilusión
hecha a base de memoria y celo.

Como viene se nos va
no por ello va a dejar de ser verdad.
Carne o cañón.
Candelabro de la chispa original.

Vida no hay mucha, 
tiempo nos sobra.
¿Dónde guardarlo?
¿Cuándo gastarlo?

Ella se quiere borrar
y otros hacen fotos para recordar
quién les mintió.
Yo recuerdo que debió
olvidar su voz.

Dices que al final
queda lo que no podemos alcanzar
y una ilusión
hecha a base de memoria y celofán
con nuestra...
Vida no hay mucha, 
tiempo nos sobra.
¿Dónde guardarlo?
¿Cuándo gastarlo?

sábado, 9 de noviembre de 2013

suspendida en el aire

Hay lugares por los que me siento irremediablemente atraída. Por una extraña fuerza que me obliga a visitarlos de vez en cuando, como si de un santuario se tratara.

Miyomeke es uno de ellos.

Un viejo cortijo -palacete sería más apropiado- de los años cincuenta o sesenta, abandonado desde hace mucho. Vacío, esquilmado, destrozado... Pero conservando aun eso, no sé exactamente qué, que lo hace tan especial.

Me ocurre con las ruinas en general, pero con esta en particular; a esta enorme casona la imagino repleta de historias no contadas, de secretos que el tiempo acabará borrando, de voces y besos mudos.

Si subir a Miyomeke desde la playa es un placer, hacerlo corriendo -como esta mañana- es la hostia;). Una vez arriba, en todo lo alto, con el corazón y los pulmones a toda pastilla, y los músculos de las piernas llamando seriamente mi atención, me siento como "suspendida en el aire".