jueves, 22 de agosto de 2013



Obviando análisis, debates y polémicas sexistas -de las que realmente paso-, me encanta cómo reaccionan mi cuerpo y mi mente cuando empieza a sonar esta canción;) Ese falsete... un poco "Prince", no?

Es estimulante, picante y descarada, suena sexy y divertida. 

La haré parte de la banda sonora de mis vacaciones.