lunes, 16 de marzo de 2015

Siembro minas en mi cuerpo

Con música, para darle más intensidad, si cabe.




"Rey sol, pon tu voz.
Cayó la red que nos cubrió.
Rey sol, me entrego a ti.
Quebré el timón, no sé seguir.

Rey sol, perdí mi tren por ser quien soy
y ver el mundo del revés.
Caí por crecer, callé por hablar.
Confundo el agua con la sal.

Aprendimos a mirar con la duda
entre los dedos y a tientas.
Descubrimos que al final,
las palabras que no existen
nos pueden salvar.

Probé a saltar sin red ni hogar.
No sé volver. No sé hacia a dónde ni con quién.
Siembro minas en mi cuerpo y pólvora en la sien.
Rey sol, dime cómo arder.

Aprendimos a mirar con la duda
entre los dedos y a tientas.
Descubrimos que al final,
las palabras que no existen
nos pueden salvar... sin hablar.

Rey de corona rota
préstame un hilo de luz...

¡VOY A EXPLOTAR!

Sólo quiero ir mas allá,
solo quiero que esta herida se prenda.
Ser el humo que al final,
escapó de lo que existe
por ver qué hay detrás,
más allá."