miércoles, 12 de noviembre de 2014

Estratosférica de fresa


Además de bonito, además de original por el efecto que producen los estratos bien diferenciados, y además de lo sencillo que resulta de elaborar,  este postre está estratosféricamente delicioso, de ahí el nombre que se me antoja ponerle.


 Ingredientes: (para cuatro vasitos pequeños tipo vino)


    Fresas, frambuesas, grosellas...
    Gelatina de fresa o frambuesa.
    1 Yogurt natural azucarado (el de azúcar de caña del Lidl, mi preferido).
    1 tarrina de queso Mascarpone de 500gr.
    Cuatro o cinco cucharadas grades de azúcar glass.
    5 galletas (las "Digestive" me gustan).
 

Empezamos con la gelatina, siguiendo las indicaciones del paquete.  La vertemos en la base (menos cantidad de la que aparece en la foto, me pasé) y a dejar que cuaje durante un ratito en el frigorífico.

Mientras tanto, trituramos las galletas, a mano o a máquina. (Meterlas en una bolsa y golpearlas hasta desmoronarlas dejando algunos trocitos, basta). Troceamos -o no- la fruta y preparamos la crema.

Al queso Mascarpone, en un bol,  le añadimos el yogurt y el azúcar glass, removiendo suavemente con lo que tengamos a mano, si es una varilla, mejor;).  Un minutillo y listo.

Pues bien...  Sobre la gelatina, no excesivamente cuajada, vertemos una capa (mejor irregular) de galleta. Sobre ésta, un poco de fruta;  cubrimos todo con la deliciosa crema de queso y, por último, decoramos con alguna pieza de fruta y menta.

 Rico no, lo siguente;)