sábado, 31 de diciembre de 2011

Pastela Marroquí.

Una variante personalizada.



















Ingredientes: (Para 8 personas, ... Con hambre, jajaja).

- 4 pechugas de pollo.
- 3 cebollas grandes.
- 8 huevos. (Más 2 yemas).
- Canela, semillas de cilantro molidas, perejil, jengibre, comino, pimienta negra, azafrán en hebras y sésamo.
- 200g de almendras y 100g de pasas y piñones.
- Aceite de oliva y mantequilla.
- Sal y azúcar.
- Pedro Ximénez y agua de Azahar.
- Pasta brick o filo.

Mientras ponemos a cocer las pechugas -cubiertas de agua con sal, una ramita de canela, comino, clavo y pimienta-, en una sarten, suficientemente grande, con un poco de aceite de oliva sofreímos las cebollas bien picaditas con otro poco de sal.

Deshilamos el pollo y lo incorporamos a la sarten con la cebolla bien dorada. Añadimos, al gusto, Pedro Ximenez, canela en polvo, cilantro, perejil, jengibre, comino en polvo, pimienta negra, azafrán en hebra. (Recomiendo no abusar de la canela). También las pasas (moscatel sin pepitas), los piñones y las almendras previamente asadas y trituradas).

Dejamos reducir el caldo en donde cocimos el pollo, añadiendo una o dos cucharadas soperas de agua de  azahar.

Batimos los ocho huevos y hacemos un revuelto con ellos y con la reducción anterior.

Mezclamos todo y ya tenemos el relleno.

La pasta brick o filo está lista con unos 10 minutos de horno. (Precalentado a 180º).

Con unas tres láminas y un poco de relleno hacemos un paquete. (Con esta cantidad de relleno he hecho cuatro paquetes como los de la foto).  El pegado se hará con unas pinceladas de mantequilla previamente derretida.
Antes de entrarlo al horno, pintamos la superficie con yema de huevo y espolvoreamos con abundante azucar y sésamo.

Después de 10 minutillos, y todavía en caliente, volvemos a espolvorear con azucar y canela. Y lo decoramos con pasas y piñones.

Mmmm... Para chuparse los dedos!